Hacia el Teletrabajo

En la era de acceso que vivimos, damos paso a un conjunto de supuestos para los negocios. Conforme avanza a pasos agigantados nuestro mundo, la tecnología, la globalización, la manera de trabajar también ha evolucionado significativamente. El trabajo físico, presencial, concreto, previsible, ya no es la única realidad. Si bien, nos ha tocado vivir la transformación digital de manera forzada, el mundo ya venía practicando estas modalidades mucho antes. El concepto de teletrabajo es relativamente nuevo en América Latina, modalidad que consiste en el desarrollo de las actividades laborales mediante el uso de herramientas digitales, sin restricción de momento o lugar específico. No obstante, este nuevo paradigma de trabajo involucra una serie de variables de diferente naturaleza, algunas responden a un marco normativo, otras a la cultura organizacional, al diseño de procesos de trabajo, la brecha digital, el acceso a las tecnologías y al internet.

Azurian Consulting ha desarrollado el producto de consultoría Hacia el Teletrabajo, que, a partir de un diagnóstico ágil de oportunidades de implementación, herramientas, procesos, infraestructura y capacidades humanas, te permite evaluar y conocer tu situación frente a lo que podría ser el teletrabajo en tu organización de manera personalizada. El producto te permite evaluar de mejor manera la productividad de tu gente al iniciar el proyecto y después de un tiempo ver cómo avanzan los indicadores.

Esta forma flexible de organización de trabajo presenta características importantes como no requerir la presencia física del colaborador, por ende, no existe un sistema de monitoreo y control físico, horarios estrictos, horas de entrada y salida. El establecimiento como tal, las oficinas, prácticamente no existen, y con ello, una reducción de costos con respecto a servicios básicos, limpieza o renta. Los encuentros físicos y supervisión de personal cara a cara, al igual que un código de vestimenta tampoco aplican. Se ha determinado que con el teletrabajo se obtiene mayor productividad, se reducen costos y mejora la calidad de vida; es una opción que favorece la inclusión social y brinda mayores oportunidades a emprendedores. De igual manera, reduce el congestionamiento vial con repercusiones en el medio ambiente.

Ante esta realidad, el teletrabajo se ha convertido en un indispensable en el mundo. Las empresas que han considerado su implementación lo han hecho no solo por el auge de las nuevas tecnologías y por formar parte del mundo digital, sino porque permite a los nómadas digitales, desarrollarse profesional y personalmente. Las tecnologías emergentes hoy, marcan un nuevo camino de adaptación y retos para descubrir distintas formas de trabajar, más comprometidas, presentando respuestas rápidas, productivas y mejorar el rendimiento laboral. Esta modalidad, al ser implementada de manera correcta y personalizada, presenta múltiples beneficios:

Para la organización:

  • Transformación digital para asegurar la continuidad en el negocio.
  • Incremento en el compromiso organizacional proyectándose como retención de talento.
  • Incremento de productividad al trabajar por objetivos/resultados.
  • Reducción de costos relacionados a la actividad presencial.
  • Acabar con los límites que impone la distancia.
  • Medir la productividad.

Para el colaborador:

  • Reducir riesgos de accidentes.
  • Seguridad al evitar el desplazamiento físico.
  • Motivación y satisfacción.
  • Disminución de estrés y problemas de salud emocional/mental.

Un teletrabajo mal aplicado puede causar descontento en la persona que lo practica, más aún si lo implementamos de manera forzada y obligatoria. Esto se debe a que las condiciones en las que se teletrabaja pueden no ser las adecuadas; el ambiente en el que se lleva a cabo, numerosas distracciones, procastinamiento, falta de herramientas para ejecutar el trabajo, la brecha digital entre generaciones o sencillamente que el trabajo no esté diseñado para hacerlo de manera remota.

Ante esto, el producto Hacia el Teletrabajo reestructura la organización, analizando la posibilidad de los trabajos de ser realizados de manera remota y planteando un adecuado estudio de costos con el fin de que no sea un impacto grande para la organización. Por medio de tres etapas, la organización podrá adaptarse y ver resultados favorables.

1. Diagnóstico y análisis:

  • Herramientas e infraestructura actual.
  • Viabilidad de procesos, posiciones/cargos óptimos para teletrabajar.
  • Resultados de evaluaciones de capacidades digitales.

2. Implementación:

  • Herramientas y procesos de teletrabajo.
  • Fitness plan de capacidades digitales individuales/área/organización.
  • Esquema de seguimiento a la productividad.

3. Acompañamiento:

  • Creación de mapa de ruta o cronograma de implementación.
  • Plan de comunicación de cambios, procesos y herramientas.
  • Evaluación de productividad AS IS.

De esta manera, Azurian Consulting busca generar un cambio de forma optimista y realista en la organización y sus colaboradores, de acuerdo a sus capacidades de adaptación y experiencias. Este producto permite que las organizaciones se conviertan en líderes en cambio hacia el teletrabajo.

Los comentarios están deshabilitados.